Informe arqueologico sobre una muestra de posible narcotico,
del sitio Patillos-1 (Provincia de Tarapacá, Norte de Chile)*

Lautaro A. Núñez

Årstryck, 1967-68, pp. 83-90

Allied images:   Tav. 1     Tav. 2     Tav. 3


[83] Al realizar el inventario de la colección arqueológica "Ancker Nielsen"3 ubicamos el contexto cultural de una tumba excavada en el sitio Patillos- 1, situado en la costa sur del puerto de Iquique (Provincia de Tarapacá). Nielsen conservó el contenido completo de la tumba, y al parecer no revisó posteriormente los elementos que presentaba; esto se demuestra por la existencia de una bolsa que permanecía sellada por una cuerda, y que al abrirla se registró entre otros materiales, una tableta de madera para insuflar narcótico, asociada a un paño textil en forma de pequeña bolsa que contenía los restos vegetales considerados como posibles narcóticos. Este hecho ofrecía perspectivas importantes para un análisis adecuado de acuerdo a la problemática que presentan las tabletas de insuflación, a través de algunos estudios que hemos publicado al respecto. De acuerdo a las conversaciones que sostuvimos con el Dr. S. H. Wassén en el Congreso [84] de Americanistas de Mar del Plata, consideramos enviarle esta muestra como un aporte a sus investigaciones que realiza en esta especialidad.

Contexto Cultural de la Tumba de Patillos-1

Pieza No. 1809: Cuerpo evidente de un perro de escasa edad (no estudiado).

Pieza No. 1810; Bolsa textil rectangular elaborada en telar, con lana de auquénido. Una trama de hilos teñidos dá una decoración listada. Función: Generalmente contienen productos agrícola (y. gr. maíz), restos alimenticios, coca, etc.

Pieza No. 1811: Cuchillo de lasca de cuarzo con finos retoques en todos sus lados, con énfasis en el trabajo monofacial (Ver lámina III, fig. 1). Función: Instrumento lítico para cortar.

Pieza No. 1812: Fragmento de cuero de lobo de mar, no curtido, con el interior cubierto de pintura roja. Función: Elemento de culto (?).

Pieza No. 1813: Paño textil que contiene dos conchas de cholgas. Funcion: Las conchas son utilizadas como pequeños depósitos para pinturas y comidas.

Pieza No. 1814: Fragmento de camisón de lana gruesa con listados teñidos alternados; termina con flecos colgantes. Función: Es un camisón que cubre desde los hombros hasta las rodillas dejando libre tres aberturas, dos pequeñas – para la salida de los brazos y una mayor pasa la salida de la cabeza.

Pieza No. 1815: Cabecera de arpón de madera, sin la punta Utica. (Ver lámina III, fig. 2). Función: Es un penetrador empleado en la caza mayor, (peces mayores, lobo de mar, etc.) desconectable del asta o propulsor.

Pieza No. 1816: Fragmento de bolsa elaborada a telar con adornos listados. Función: Esta bolsa contenía las siguientes piezas: No. 1821, 1817, 1811, 1822, 1818, 1820.

Pieza No. 1817: Tableta de madera para insuflar narcótico. En la parte superior del receptáculo presente el tallado de un personaje o "shaman", de pie, provisto de un sombrero decorado y un cubrenuca que posee una incrustación de malaquita de cobre. Hacia la cintura se destaca el tallado de un cinturón ancho o faja decorada. La mano derecha toma un hacha enmangada de un filo, la mano izquierda sujeta una cabeza–trofeo colocada en la zona pectoral junto al mentón del personaje. El rostro del tallado antropomorfo ofrece una forma saliente como un hocico de felino o zorro, lo cual siempre se ha interpretado por el uso de máscaras. La tableta ha sido elaborada en madera de algarrobo (Prosopis). Función: Esta tableta se utilizó para la insuflación de narcóticos, con utilización [85] de un tubo (vía nasal). Representa el personaje principal o "shaman" que oficiaba ceremonias con prácticas de cercenamiento de cabezas, (sacrificios humanos), generalmente con máscaras felinas o de algún mamífero de carácter ritual, accionado bajo el efecto de la narcotización. (Ver lámina 1, figs. 1, 2, 3).

Pieza No. 1818: Bellones de lana de auquénido. Función: Materia prima para tejidos a telar.

Pieza No. 1819: Adornos colgantes de lana teñida elaborados desde protúberos envueltos sobre semillas de algodón. Función: Adornos colgantes para camisones, fajas, collares enrollados en el cuello o en los tobillos.

Pieza No. 1820: Fragmento de paño color café natural con forma de bolsa, atada con un cordelibbo para asegurar el contenido. (Ver lámina II, fig. 3). Función: Guardaba los restos vegetales que fueron remitidos al Dr. Wassén como un posible narcótico prehispánico asociado a las prácticas de insuflación.

Pieza No. 1821: Bolsa textil con diseños polícromos. Función: Sin contenido. (Ver lámina II, fig. 1).

Pieza No. 1822: Bolsa de cuero curtido con plegamientos muy consolidados. (Ver lámina II, fig. 2). Función: Sin contenido.

Antecedentes Generales del Sitio Patiltos- 1

El yacimiento arqueológico fue excavado inicialmente por A. Nielsen, quien obtuvo varios contextos culturales de diversas tumbas ubicadas en el sitio. Estos materiales demuestran que los grupos humanos estaban en conocimiento de la cerámica y de productos agrícolas, aunque su dedicación básica era la explotación del mar. Posteriormente R. Schaedel (1957) realizó un estudio general del sitio.

Nuestras recientes investigaciones, nos permitieron obtener un abundante material cultural de la superficie del sitio, originados por remociones de tumbas o por afloramientos de algunas de ellas. También excavamos tres tumbas para verificar algunos datos contextuales. Con toda esta información general puede precisarse las características culturales básicas de éste sitio:

a) Corresponde a un complejo cultural que conoció la agricultura (alimentación) por medio de contactos con la producción permanente en valles y oasis ubicados inmediatamente al interior de la costa. Especialmente con el oasis San Andrés de Pica que presenta un complejo de agricultores preincaicos con un fechado radiocarbónico de 1000 años D.C.

b) En consecuencia, este yacimiento presenta elementos culturales procedentes de estos centros agrícolas, como por ejemplo el uso de grandes [88]tiestos cerámicos con formas de cántaros de bases cónicas sin aplicación de pinturas, muy populares en el oasis antes mencionado.

c) También hay evidencias de elementos culturales algo más tempranos relacionados a la cultura Tiahuanaco, vinculados a influencias de tipo altiplánico, difundidas desde la actual región boliviana. Un caso ejemplar se presenta en los diseños del tejido policromo, (ver lámina II, fig. 1), y de las tabletas con el diseño del personaje "sacrificador".

[89] d) Una síntesis de conjunto demuestra que la ocupación de Patillos-1 a pesar de la información selectiva que entrega el cementerio, había alcanzado un grado de desarrollo bastante considerable en una etapa claramente preinca. Estos avances se explican por el conocimiento de: metalurgia del cobre, textileria a telar, cestería de fibras vegetales, manufacturas de concha, madera y cuero curtido, usos de calabazas, cordelería, implementos líticos para la caza marítima, uso de cuchillos, arcos y flechas, esteras de fibra vegetal, tejidos monócromos y policromos, grandes cántaros para agua, cerámica en miniatura, existencia del perro y de auquénidos, etc. Los cuerpos humanos eran sepultados envueltos en sus propios camisones a modo de fardos funerarios, dispuestos en posición genuflexa.

Estos antecedentes permiten determinar que la muestra de narcótico pertenece a un contexto cultural contemporáneo a las prácticas agrícolas con uso de cerámica, en un momento de notable explotacién marítima, con un variado instrumental. Parece que los primeros grupos fueron portadores de ciertas ideas cúlticas Tiahuanacoides, a través de la difusión de las prácticas de insuflación de narcóticos con tubos y tabletas. El tema antropomorfo que hemos representado (ver lámina 1, fig. 1, 2, 3) corresponde a un diseño cotradicional andino, denominado "sacrificador", de amplia distribución entre culturas y complejos de la región andina (Núñez, 1964). Este rasgo cultural es muy frecuente en el Complejo San Pedro de Atacama con iguales atributos formales, asociados también a rasgos Tiahuanacoides los cuales se habrían difundido desde las altas regiones de adaptación andina hacia la costa inmediata.

Parece muy seguro que este yacimiento logró constituir un complejo cultural a base de otros contactos operados especialmente con los agricultores preincaicos del Complejo de Pica, separado por 120 Kms. de distancia estéril. Entre los años 1200-1400 D.C., inmediatamente antes del advenimiento del horizonte incaico, las prácticas de insuflación disminuyeron considerablemente. Sabemos que en Pica, para el tiempo que antes hemos señalado, la frecuencia de elementos de insuflación a través de 200 tumbas excavadas es mínima. No guarda relación con la alta frecuencia de estos implementos en los complejos del río Loa y San Pedro de Atacama, contemporáneos a la expansión de Tiahuanaco, fechada entre los 700 a 1000 años D.C. (C. P. Sangines, 1961).

El yacimiento Patillos-1 puede ubicarse temporalmente por el método comparativo entre los 700 años D.C. hacia los 1450 años D.C. (influencia incaica). En los primeros siglos de esta escala de tiempo debió difundirse por la costa las prácticas de insuflación con tabletas que representan el personaje sacrificador. La ausencia de un fechado para el sitio específico [90] no nos permite una apreciación más justa. Pero parece interesante señalar que estas prácticas insuflatorias a base de la muestra analizada se sitúan dentro del horizonte Tiahuanaco, y con menor frecuencia persistirán hasta el horizonte incaico.


Notas

* Reconocimiento. La edición de la presente obra en el volumen "Arstryck 1967-1968" del Museo Etnográfico de Gotemburgo, Suecia, se hace con la ayuda económica de la Fundación Cientifica de Wilhelm y Martina Lundgren, Gotemburgo. S. Henry Wassén, editor.

1) Director del Depto. de Arqueología y Museos, Universidad de Chile, Antofagasta, Chile.

3) Ancker Nieisen, fue un ciudadano danés, de profesión farmacéutico, radicado en Iquique. Sus investigaciones arqueológicas zonales lo demostraron como un aficionado de extraordinario rigor científico. Los objetos por él excavados fueron registrados de acuerdo a los procedimientos más modernos, manteniendo siempre el contexto cultural de cada tumba sin mezclas de ninguna naturaleza. A raíz de su muerte su colección fue adquirida por la Ilustre Municipalidad de Iquique. En el año 1966 fundamos el Museo Arqueológico de Iquique de la Universidad de Chile con los aportes de nuestras excavaciones y de esta colección.


Bibliografía
L. NUÑEZ A., 1964, "El Sacrificador, un elemento cotradicional andino". Noticiario mensual. Museo Nacional de Historia Natural, No 96. Santiago, Chile.

L. NÜÑEZ A., 1963, "Problemas en torno a la tableta de rape". Congreso de Arqueología Internacional en San Pedro de Atacama. Universidad del Norte. Chile.

C. PONCE SANGINES, 1961, "Breve comentario acerca de los fechados radiocarbónicos de Bolivia". Encuentro Arqueológico Internacional de Anca. Chile.

R. SCHAEDEL, 1957, "Arqueologia Chilena". Centro de Estudios Antropológicos. Universidad de Chile. Santiago, Chile.